23 de marzo de 2011

Aprendiendo a vivir con uno mismo




Días buenos y días malos ¿Cómo definirlos? Siempre depende de la perspectiva y de tu capacidad para afrontarlos y hacer de tu vivencia un aprendizaje, un camino…

Es tan reconfortante la sensación de haber logrado algo, pero lo es más aun cuando la vida misma es quien te premia.

No hay cosa más frustrante que sentir como se cierran puertas y caminos ante tus ojos y que por más que te esfuerces, el destino al parecer ya había decretado tu sentencia.

Muchos pensamientos corren por nuestras mentes, siempre analizando y buscando soluciones. Atormentándonos por decisiones mal tomadas o por el contrario riendo sin motivo y disfrutando el orgullo que provocan las buenas.

Lo cierto es que la vida es un sendero, si se puede decir, trazado única y exclusivamente por nuestras glorias y derrotas en las que el único protagonista eres tú, ¡Aprende a vivir contigo mismo! y encontraras ese equilibrio y esa paz que solo la claridad de pensamiento y acción te pueden otorgar.

José Laurencio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te gustó la lectura? no fue gratis, vale un comentario!!!