21 de agosto de 2011

Crónicas Venezolanas – Las colas


  

   Si hay algo que ya es característico de Venezuela son las colas; colas en el ascensor, colas en los bancos, colas en los supermercados, colas en las autopistas, colas y colas, y ¿al final? más colas… deberíamos ver esa materia en el colegio y así venir preparados para lo que nos toca al independizarnos.

   Lo más frustrante de todo es que no sabemos a quién echarle la culpa por eso, si a la falta de mantenimiento, a la falta de organización, la mala atención o simplemente a nuestro caos personal, que claramente reflejamos a la hora de conducir.

   He visto iniciativas por parte de las autoridades de tránsito en manejar los cuellos de botella, comunes en las horas pico, a través de conos y barricadas; pero, viendo las dos caras de la moneda como conductor : por una parte sigo las reglas y me “encabrono” porque otros simplemente no les importe y usen el hombrillo como un canal más; y por otra, tengo más de dos horas en un trayecto que debería tomar 10 min, si depende el llegar por fin a mi casa pasarle por encima al resto, lo haría.

   Lo cierto es que la anarquía crece en cada uno de nosotros, no sólo manejando sino también en otras partes, incluso la famosa viveza venezolana con los carritos de supermercado, nunca falta una que llegue con cara de perdida preguntando ¿Esta es la cola? Cuando es obvio que lo único que busca es  una “coleaita”.

 Creo que los verdaderos culpables de todo esto somos nosotros, no sé en qué momento se nos perdieron ¡los cojones y los ovarios! a todos los venezolanos. Ya es costumbre dejar que nos traten mal, que jueguen con nuestro tiempo en colas infinitas y que tengamos pésimas carreteras y vías urbanas.  Se supone que hay responsables por estos servicios, los cuales nos cobran a través de impuestos sin resultados evidentes; pero los mismos, sólo se preocupan por descontarlos más no por cumplir su cometido.

   ¡Es hora de organizarnos! de saber que para pasar, primero debe hacerlo el que está delante de ti, es una regla básica, no es que el otro sea mejor o más “vivo” que tú.  Debemos exigir mejores vías de tránsito, pero ya no a través de palabras sino de acciones. Darnos cuenta que si tenemos hambre no basta con expresarlo, si queremos un mejor salario no basta con desearlo,  si soñamos con un mejor  país, el “querer” ya no es suficiente…


José Laurencio.

3 comentarios:

  1. Por fin un comentario acertado mi pana... Creo que todos hemos ido pisoteando los unos a los otros y la anarquía reina en este país.. +1 para ti...

    ResponderEliminar
  2. Gracias por todos los RT en Twitter, bienvenidos sean a el Blog y formar parte de él si es de su agrado,y sobretodo saludos a toda la gente de Bitácoras, saludos!

    ResponderEliminar
  3. Antoine Farahagosto 23, 2011

    me gusto mucho esta crónica porque de verdad demuestra lo que ocurre en el país... espero con muchas ganas tu próxima publicación viejo... felicidades

    ResponderEliminar

¿Te gustó la lectura? no fue gratis, vale un comentario!!!