9 de junio de 2012

Días perfectos



No reconocemos los momentos más importantes de nuestra historia 
sino hasta que estamos justo en medio de ellos.
El día que te independizas,
el día que te comprometes con algo o con alguien, 
 el día en que te rompen el corazón. 
El día en el que una amistad se aleja y el día en el que ves llegar a una nueva, 
el día en el que solventas un gran problema, 
el día en que ves llegar tu hijo al mundo, 
el día en el que cumples tus metas, 
el día que conoces a tu alma gemela, 
el día, en el que te das cuenta que el tiempo nunca será suficiente, 
porque debido a momentos como esos es por lo que quisiéramos vivir eternamente.
Esos son los días importantes,
los días de la vida.

4 de marzo de 2012

Un verso para mi tierra







No soy ningún erudito
Ni tampoco un líder nato
Sólo soy uno más de un pueblo
Que esta cansado de ser pisado.

Intento buscar respuestas
Donde nadie le interesa darlas
Parece que sólo tengo importancia
Cuando es de un voto lo que se trata.

Nací y crecí en una tierra
Orgullosa de lo tiene
Pero ese orgullo pierde importancia
Cuando es sangre lo que se vierte.

Hay rencor, también enojo
Contra los que llevan a su antojo
Un país que no les pertenece
Y que los enriquece personalmente.

Sea burgués o sea político
Ya da igual, sin miedo lo digo
Porque todos son iguales
Cuando el dinero los atrae.

Entre promesas y caminos
Una vez más se juega un titulo
Para representar una esperanza
En un país que se desangra.

Tal vez suenen exageradas
Las palabras que ahora expreso
Pero prefiero quedar por necio
Que cometer el error de callar esto.

Aun no es tarde, todavía pienso
Peores han sido otras tragedias
Sólo falta una mano firme
Que lleve al pueblo por la vía correcta.

El venezolano es orgulloso por naturaleza
 Pero como dar la cara cuando hay tanto por sentir vergüenza.
Pero a pesar de todo, nuestra capacidad sigue siendo inmensa
Y aun contamos con la suerte de vivir en nuestra tierra,
Esta que aun se llama... Venezuela

22 de febrero de 2012

Para ti, un piropo.







Buscando valentía en palabras,
desahogando pensamientos imposibles.
Halagando algo más que obvio,
preguntándome si alguna vez tendré respuesta
una que sea positiva.

No busco ofenderte
porque mi intención es alabarte.
Solo que tu belleza es de esas
que hacen volar neuronas
haciendo que mi mente especule
a veces, más de la cuenta.

No sé qué pasa por tu mente al escucharme,
pero sí lo que pasa por la mía al decirlo.
Tal vez sientas placer o enfado
o tal vez un poco de ambos,
pero en mí no queda arrepentimiento
porque nunca sentiría vergüenza
al expresar un sentimiento sincero.

Una frase de pocos segundos
que para mí significa más que el tiempo
son tomadas hasta en broma
por una persona que no me conoce
pero estoy seguro que de no haberlas
más de una las extrañaría.

Por eso, cuando alguien te la dedique
tómale un poco más de importancia
porque si bien eres tú la causa
el tiempo no te garantiza la consecuencia.



Gracias por visitar siempre este pequeño espacio, que había descuidado por responsabilidades, olvidando que mi primera responsabilidad es con lo que la vida te premie, una parte son ustedes... un abrazo!
         José Laurencio