22 de agosto de 2013

A ti, conciencia.






Se qué estás ahí 
se qué puedes escucharme.
Formas parte de mi,
sin embargo, ya no se hace cuanto perdí el control sobre ti.

Te necesito.
Te suplico vengas a mi.
Necesito abrir mis ojos 
y darle claridad a un camino 
que parece no tener fin.

Pensaba poder hacerlo solo.
Ser capaz de olvidar.
Fe en mi fuerza siempre he tenido.
No ha sido el primer obstáculo.
Peores pruebas hemos superado,
pero lo que nunca supe
es que esta vez no contaba contigo.

Una lucha sin ring.
Un concierto sin público.
Una batalla sin contrincantes.
Un marco sin lienzo...

Como crear donde nada puede crecer.
Como sentar bases en lo que carece de un fondo.
Esperé por milagros, tal parece.
Me conformé con migajas,
cuando merecía la plenitud de un ser.
Grave error entregar las llaves de tu alma a una esperanza, no a un hecho.

Vienen tiempos difíciles,
sobretodo si no caigo en tentación.
Nada más fácil que ser incitado
Con el néctar que te endulza la vida
Pero que carcome tu interior.

"Corazón y razón se asemejan en letras, pero nada más distante lo que significa cada una de ellas"

Un momento incierto, sí
Pero vale la pena intentar luchar
Contra lo que sabes no te conviene,
Aunque la mayoría de la veces 
De antemano sabemos el resultado,
Que en el corazón no cabe lógica,
Mucho menos ley.

José Silva
@jlsilvamusic
Instagram @jlsilvamusic

14 de febrero de 2013

Un recuerdo en la distancia - revisión 2013




Te pienso,
Te necesito,
Te extraño, lo sabes y muy bien.
Me diste días y experiencias difíciles de olvidar o borrar, tal vez a propósito,
Con la única intención de mantenerte siempre presente.
Egoísta tu decisión de venir a mí, darle luz a mi oscuridad y luego irte sin dejar rastro.

Me usas,
Me das paz,
Me dejas agonía.
Si tan solo no hubieses dejado este capítulo sin cerrar, esta herida abierta que aún no cicatriza,
Las cosas hubiesen sido mucho más fáciles para mí,
Porque lo que ahora es como un trago amargo,
Por el contrario hubiese sido el sorbo de un eterno recuerdo.

Te dejo ir,
Te veo a lo lejos,
Te cuido desde aquí.
La distancia ahora es nuestra compañera.
A pesar de no tenerte cerca, me queda la satisfacción de saber que
En algún momento de nuestras vidas, cumpliste mi sueño y ese fue… el hacerte mía.